Azuqueca de Henares

 
Compartir noticia
9 de abril de 2017
La hipocresía socialista. Antes reclamaban, ya no se les ve


2 de julio de 2013. En los alrededores del CDET, Azuqueca de Henares. Ese día distintas asociaciones y plataformas ciudadanas promovían una concentración a las puertas del Centro de Especialidades para protestar por los recortes en materia de Sanidad del gobierno de Cospedal.

Unas 80 personas se dieron cita ante el CEDT y gritaron consignas a favor de una sanidad gratuita y de calidad y en contra de los recortes que en este centro afectaban a 6 consultas de especialidades que habían dejado de prestar servicio y a una de atención primaria, cuyos pacientes habían sido repartidos entre las otras consultas incrementándose así la ratio de cada médico de familia y generando de nuevo las listas de espera.

Entre los asistentes a la concentración el Alcalde, por aquel entonces, y Secretario provincial del PSOE, Pablo bellido que valoró las actuaciones del PP en los 2 años de gobierno regional y los recortes aplicados. Exigía el señor Bellido en aquella concentración la dimisión de María Dolores de Cospedal por su falta de credibilidad y afirmaba que la primera medida que se tomaría cuando el PSOE ganara las elecciones regionales sería la de restablecer los servicios perdidos.

Viernes 7 de abril de 2017 a las 12´00 horas, cuatro años después. En los alrededores del CDET, Azuqueca de Henares. Ese día a esa hora estaba convocada una concentración para defender la Sanidad. El motivo: el rechazo a la consolidación de los recortes que se está produciendo por parte del gobierno de Emiliano García-Page.

El CDET de nuestro municipio cuenta con un equipo médico menos en urgencias, donde antes había tres ahora hay dos, presenta largas listas de espera en el área de rehabilitación, falta de personal en el área de tramitación de tarjetas sanitarias, hubo un intento de eliminación del la ambulancia de Soporte Vital Básico que se frenó gracias a la protesta política, sindical y vecinal y ya se rumorea que se dejará de prestar el servicio de psiquiatría.

Unas cincuenta personas se concentraban en señal de protesta. La ausencia del PSOE en el acto de protesta nos llamó extraordinariamente la atención, cuando hace tan sólo un par de años, algunos de ellos se enfundaban la camiseta reivindicativa para protestar contra las políticas de recortes del PP. Ni Bellido, ni Escudero, ni Blanco, ni Cansado…, ninguno acudió a defender la sanidad pública.

Sólo desde la hipocresía y el oportunismo puede entenderse el comportamiento de estas señoras y señores, de lo contrario se hace difícil, que los mismos que ayer se manifestaban en defensa de la sanidad pública, hoy no lo hagan porque gobiernan los suyos.

“Sobre este asunto, como en tantos otros, Izquierda Unida puede mantener la cabeza bien alta. Defendemos los derechos sociales y los servicios públicos sin concesiones. En estas cuestiones sabemos de sobre de qué lado hay que estar, siempre lo estuvimos, a pesar de la soledad que experimentamos cuando no estaba bien defender lo que hoy está en peligro”, afirma la portavoz del grupo municipal, Mª José Pérez.

“Por cierto, conviene recordar, que las y los concejales socialistas de Azuqueca de Henares, votaron en contra de las mociones de IU: una, en la que se solicitaba la gestión pública y gratuita del parking del Hospital Universitario de Guadalajara y otra, con la que se solicitaba, entre otras muchas cosas, que la ambulancia de Soporte Vital Básico, que da cobertura a 55.000 personas, no fuese retirada de nuestro municipio. Habrá que ver lo que harán en próximo Pleno con la moción en la que solicitamos el servicio pediátrico de urgencias.

De todas formas, de nada les vale a los socialistas manifestarse en defensa de los servicios públicos, ni antes ni ahora, porque desde Izquierda Unida les recordamos que fueron ellos los que establecieron un límite de gasto en nuestra Carta Magna priorizando absolutamente el pago de los intereses y capital de la deuda sobre cualquier otra necesidad social (artículo 135 CE), especialmente la educación y la sanidad públicas”.


Se está cociendo otro gran timo electoral